Cómo guiar la investigación de nuestros alumnos

No es sabio el que sabe dónde está el tesoro,  sino el que trabaja y lo saca.
Francisco de Quevedo y Villegas

“Como ya hemos descubierto, Internet es un excelente recurso didáctico y su potencial se puede utilizar dentro y fuera del aula.  Pero navegar por la Red, en el plano educativo, debe constituirse, para nuestros estudiantes, en un proceso de búsqueda de información valiosa y significativa para la construcción del conocimiento. Esto implica que debemos guiarlos para que no “naufraguen” en ese “mar” de información y la mejor forma de hacerlo es, como mencionamos anteriormente, crear actividades que permitan una navegación en entornos seguros y que contengan información confiable.

Las cazas del tesoro, las webquest y las miniquest son actividades, con estructura prefijada, que permiten aplicar metodologías basadas en la investigación y el procesamiento de información a partir de los recursos que ofrece Internet.  Se busca a través de estas herramientas que el alumno realice una actividad de búsqueda de información pautada y guiada.

La  caza del tesoro es un tipo de actividad que promueve procesos de búsqueda de información guiada de manera sencilla y lúdica.

Consiste en una serie de preguntas y una lista de direcciones Web en las que pueden encontrarse o inferirse sus respuestas. Algunas incluyen una “gran pregunta” final (el
tesoro escondido).

Son muy útiles para el desarrollo de destrezas de búsqueda en la Red y para la adquisición de información sobre un tema en particular,  permitiendo a los estudiantes mejorar su comprensión y su poder de síntesis.

Entre sus ventajas se pueden mencionar que:

  • Son fáciles de crear.
  • Promueven la adquisición de conocimientos.
  • Se pueden diseñar para todos los niveles educativos.
  • Pueden referirse a contenidos específicos de un área o ser interdisciplinares.
  • Sueles ser divertidas y a la vez formativas para los alumnos.
  • Promueven el aprendizaje constructivo.
  • Pueden ser desarrolladas como actividades individuales o grupales (fomentando el trabajo colaborativo)”.

Un ejemplo de cacería es:

La Web Social para que nuestros estudiantes descubran a qué llamamos la Web 2.0.

Fuente: “Estrategias Pedagógicas con TIC” – Cristina Velázquez

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *